DÍA MUNDIAL DEL RECICLAJE

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Reciclaje, todo el centro Ave María Varadero se volcó en una serie de actividades que subrayaron la importancia crucial de la correcta gestión de residuos para proteger nuestro medio ambiente. Desde Educación Infantil hasta Educación Secundaria, cada etapa educativa participó con entusiasmo, demostrando un compromiso colectivo hacia la concienciación ambiental.

Las actividades comenzaron con la narración de la historia de “La Rana de Tres Ojos”, un cuento evocador que despierta la imaginación y nos inspira a buscar soluciones comunes para los problemas ambientales. Los alumnos, junto con su profesorado, se sumergieron en la trama del cuento, que presenta una reflexión profunda y provocadora sobre el estado de nuestro planeta. Con ilustraciones expresivas, el libro anima a los jóvenes lectores a convertirse en parte activa de la solución, destacando la vulnerabilidad de los anfibios, el grupo animal más amenazado del planeta.

El centro organizó un taller de lectura en el que los estudiantes de diferentes edades participaron juntos, fomentando el apadrinamiento lector entre los más pequeños y los mayores. Esta actividad no solo promovió la lectura, sino que también fortaleció los lazos entre los alumnos de distintas etapas educativas, creando un ambiente de colaboración y aprendizaje mutuo.

Además, los alumnos realizaron manualidades utilizando materiales reciclados, demostrando creatividad y conciencia ecológica. Estas actividades prácticas permitieron a los estudiantes experimentar de primera mano la importancia del reciclaje y la reutilización de materiales, consolidando el aprendizaje teórico en experiencias tangibles y significativas.

La implicación de todo el profesorado fue fundamental para el éxito de esta jornada. Los docentes de todas las áreas y niveles trabajaron en conjunto para diseñar y ejecutar las actividades, asegurándose de que cada estudiante comprendiera la relevancia de cuidar nuestro entorno y la manera en que pueden contribuir a ello.

La celebración del Día Mundial del Reciclaje en nuestro centro fue una experiencia enriquecedora y educativa, que no solo aumentó la conciencia ambiental entre los alumnos, sino que también fortaleció la comunidad escolar a través de actividades colaborativas y significativas. La historia de “La Rana de Tres Ojos” y las actividades relacionadas lograron transmitir un mensaje poderoso sobre la importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad compartida en la protección de nuestro planeta.